¿Por qué VH?

Aquí podéis leer las opiniones de antiguos residentes del Hospital Vall d’Hebron a través de breves entrevistas.


Dr. Antoni Ribas

Antoni Ribas
Residencia 1991-1994

Professor of Medicine, Professor of Surgery, and Professor of Molecular and Medical Pharmacology at the University of California Los Angeles (UCLA). Director of the Tumor Immunology Program at the Jonsson Comprehensive Cancer Center (JCCC).

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

Mi padre era oncólogo y hematólogo, durante la carrera de medicina me fui fijando cada vez más en hematología y oncología. Al final, me decidí por oncología ya que pensé que tenía más posibilidades futuras de progresar.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Muchos pacientes!

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

La experiencia en manejar pacientes con cáncer y hacer estudios clínicos.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Centrarse en entender porqué funcionan o no funcionan los tratamientos oncológicos en sus pacientes y aprender biología.


arendos Dra. Monica Arendos

Residencia 2000-2004

Médico adjunto en oncología en el grupo de cáncer de mama, responsable de la coordinación de ensayos clínicos en senología; departamento de medicina oncológica, Hospital Gustave Roussy en Villejuif, Francia.

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR? 

Hace apenas 15 años (momento para elegir especialidad), el cáncer era considerado como una enfermedad “tabu”, sin apenas opciones para muchos de los pacientes afectados. Me intereso el “challenge” que suponía dedicarse a una enfermedad en la que había (y sigue habiendo) muchísimo por hacer. También el hecho de que es una enfermedad multidisciplinar, mayormente dentro de un marco hospitalario y de la gran implicación en este tipo de enfermedad de la biología molecular, permitiendo la posibilidad de realizar estudios complementarios en este campo.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron? 

El rigor y firmeza. Es un trabajo a veces duro, pero se obtiene una excelente formación. Además, Vall d’Hebron ofrece acceso a todos los aspectos relacionados con la oncología incluyendo investigación, ensayos clínicos (incluso fase I)… así como tratamiento de tumores que requieren una gran especialización.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron? 

Haber hecho la residencia en Vall d’hebron me ha abierto las puertas de mi futuro profesional, incluso a nivel internacional. Es uno de los centros de referencia mundiales en cancerología, reconocido por su calidad en la formación y distinguido como uno de los mejores centros de oncología del mundo. También me permitió conocer y tener la posibilidad de trabajar con gente fantástica con la que aun tengo el placer de poder colaborar profesionalmente.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron? 

A los futuros residentes les recomendaría aprovechar al máximo todas las posibilidades que hacer la formación en Vall d’Hebron ofrece.


 

Dra. Patricia Gómez Pardo

OLYMPUS DIGITAL CAMERAResidencia 2001-2005

Médico adjunto Unidad Cáncer de mama VH

 

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

A mí me motivó elegir esta especialidad las oportunidades que ofrecía  tanto a nivel clínico como a nivel de investigación. Siempre había querido una especialidad médica y la especialidad de oncología ofrecía esta característica pero además se perfilaba en ese momento (año 2001) como una opción de futuro por el desarrollo que estaba experimentando en ese momento. Además, el poder aprender en el campo de la investigación clínica me parecía una opción muy atractiva

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

En mi caso, cuando yo empecé la residencia era un servicio pequeño y que en ese momento estaba creciendo en el campo de ensayos clínicos. Aunque había muchos menos ensayos clínicos, cada vez había más y mejores y teníamos la oportunidad de participar y aprender.

La residencia fue muy dura, pues a nivel asistencial ( planta y consultas )  y  en urgencias teníamos muchísima carga de trabajo, pero las oportunidades eran múltiples. Podíamos participar y aprender no solo oncología sino también la metodología de trabajo en investigación clínica. También se nos ofreció la oportunidad de poder enviar algún trabajo a congresos nacionales e internacionales y participar en publicaciones científicas.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

A mí me ha ayudado y me lo ha dado todo a nivel profesional. He aprendido todo lo que se gracias a mis adjuntos y tutores de aquella época y gracias a ello, he podido tener la oportunidad de continuar como adjunto y poder formar nuevos residentes.

A día de hoy formo parte del equipo de adjuntos de oncología de este hospital y dirijo una consulta, ensayos clínicos y proyectos en mi especialidad, que es el cáncer de mama.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

 Que no les asuste el trabajo y la dureza de la residencia. A pesar de todo, vale la pena formarse en este servicio, que es uno de los más reconocidos a nivel europeo y mundial. Que tengan paciencia, pues desde el primer día no van a poder investigar ni llevar ensayos clínicos. Tienen que aprender desde las bases, tienen que saber manejar pacientes y tienen que dejarse guiar por los adjuntos. Con trabajo y esfuerzo todo llega. Creo que es la mejor elección que pueden hacer


Dra. Claudia Valverde

Claudia ValverdeResidencia 2002- 2006

Médico adjunto Sarcomas y tumores germinal VH.

 

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR? 

Había hecho una rotación en oncología pediátrica en otro país durante la carrera y me interesó mucho tanto la vertiente investigadora (quedan tantas cosas por mejorar..) como la más humana. Y es que hay pocas relaciones tan fuertes como la de un paciente con su oncólogo.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron? 

Ha sido un trabajo duro, con muchas horas de dedicación que ponen a prueba la vocación, pero también muy fructífero desde el punto de vista personal y profesional.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron? 

Me ha permitido entablar relación y colaboración con personas de amplio prestigio en el campo, tanto de la oncología médica como de otras especialidades con las que es necesario un trabajo en equipo.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron? 

Que se tomaran estos 5 años con ilusión y como una inversión de futuro, pero sin perder el norte. Es decir, es evidente que para poder sacar el máximo provecho de estos años de formación se han de echar muchas horas de estudio y dedicación al hospital, pero no se puede olvidar que somos personas y aunque no sea tarea siempre fácil, se ha de encontrar “hueco” para los pequeños placeres de la vida.


 

Dra. Cristina Saura

Cristina SauraResidencia 2003-2007

Médico adjunto Unidad Cáncer de Mama VH.

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

Me motivó el hecho de que sea una especialidad clínica pero con grandes posibilidades para poder hacer investigación.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

El hecho de que es muy dura, pero a la vez ofrece la posibilidad de aprender mucho a distintos niveles. A nivel clínico el hecho de visitar un gran volumen de pacientes en planta, consultas y guardias, te obliga a estudiar y a topar decisiones. Además, poder trabajar en un hospital de tercer nivel donde hay muchos otros especialistas y que en todos los grupos de tumores haya comités de tumores bien constituidos, hace que aprendas a entender lo que significa el tratamiento multidisciplinar del paciente. A nivel de recerca poder des de la residencia principal, ya participar como co-investigador en ensayos clínicos es una gran oportunidad de aprender la metodología que hace falta seguir para hacer-lo. Por último, en Vall d’Hebron se facilita que los residentes puedan hacer trabajos de revisión de bases de datos o trabajos originales para enviar a congresos internacionales.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

Me ha ayudado poder trabajar en lo que quería: como oncóloga médica en el campo del cáncer de mama, tratando pacientes en mi consulta y a la vez estando implicada en diferentes ensayos clínicos que aportan a mis pacientes la posibilidad de recibir fármacos que aún no están en el mercado i les pueden beneficiar.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Que tengan claro a que si vienen tienen que trabajar muy duro pero así mismo tendrán muchas oportunidades de las que no se dispone en otros sitios. Con motivación y ganas de trabajar se pueden hacer muchas cosas en este Hospital.


jm perez garcia Dr. José Manuel Pérez García

Residencia 2005-2009

Médico adjunto Unidad Cáncer de Mama VH.

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

Me gustaba mucho la Medicina Interna, y consideré que dentro de la especialidad de Oncología Médica podría practicarla con más futuro y mejores opciones laborales.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Destacaría cuatro grandes puntos:

– Estar en contacto con referentes mundiales de las diferentes patologías oncológicas.

– Poder participar en un extenso programa de ensayos clínicos.

– Trabajar en un Hospital de Tercer Nivel con todos los servicios médicos disponibles y múltiples comités de tumores.

– Tener la posibilidad de trabajar en un laboratorio pre-clínico y poder descubrir la Oncología Traslacional.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

En convertirme en un buen especialista en Oncología Médica, en crecer como persona y en poder disfrutar en vivo y en directo de una Oncología moderna y de alto nivel.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Lo primero es tener claro si quieren ser Oncólogos Médicos, y lo segundo, qué tipo de Oncólogo Médico quieren ser. Vall d’Hebrón no es un sitio para todo el mundo, y se puede ser un excelente Oncólogo Médico sin hacer la residencia en nuestro hospital. Por este motivo, hay que tener claro lo que se busca y que queremos llegar a ser a la hora de tomar esta decisión.


Cesar Serrano Dr. César Serrano García

Residencia 2006 – 2010

Jefe del Grupo de Investigación Traslacional en Sarcomas. Adjunto de la Unidad de Tumores Genitourinarios, Cerebrales y Sarcomas. VHIO – Hospital Universitario Valle de Hebrón

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

Hubo múltiples factores, pero el principal fue querer estar al lado del paciente. Hay otras especialidades que también tratan pacientes con cáncer, pero de manera más indirecta y tangencial. En oncología médica se acompaña al paciente desde el momento del diagnóstico hasta el final. Unas veces es la curación, otras no, pero andamos todo el camino con los enfermos. Una peculiaridad relevante de la oncología es que es una de las pocas disciplinas médicas en las que se trabaja con enfermos terminales, y es algo a tener en cuenta a la hora de elegir una plaza, porque la relación médico-paciente es muy intensa.

Por otro lado, otro motivo importante que me llevó a hacer oncología fue la patología en sí: el cáncer como enfermedad es fascinante, tanto desde un punto de vista clínico, como desde un punto de vista biológico. La cantidad de avances anuales en ambos campos la convierten en una patología tremendamente dinámica y apasionante. Esto abre la puerta a la investigación, tanto clínica como de laboratorio, que a diferencia de otras especialidades, aquí se encuentra muy desarrollada y el acceso puede resultar más fácil.

2. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Hacer la residencia en el Vall d’Hebron supone una inmersión completa en la oncología médica, lo cual abarca todos los campos de la misma: manejo del paciente oncológico, manejo del paciente terminal, multidisciplinariedad, investigación clínica e investigación básica. En muy pocos sitios de Europa se puede conseguir algo así. Es una residencia intensa donde se aprende y se trabaja mucho y a muy alto nivel.

3. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

Lo más importante ha sido en la formación. Como he mencionado antes, en el Valle de Hebrón se consigue una formación muy completa, y es muy importante tenerla porque es en la residencia cuando se sientan las bases y la actitud frente a la oncología para el resto de la vida profesional. Y la formación, por supuesto, me ha abierto puertas muy importantes, como, por ejemplo, el poder haber realizado un postdoctorado de 3 años en Harvard.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología enVall d’Hebron?

Si queréis conocer qué es la oncología en toda su amplitud, éste es vuestro sitio, ya sea porqué queráis plantear una carrera profesional ambiciosa (investigación activa a nivel clínico o básico), o bien porqué desees formarte muy bien para luego ejercer como un buen profesional. Sed conscientes de que tendréis que dar mucho de vosotros, pero también recibiréis mucho a cambio.


Irene Brana Dra. Irene Braña

Residencia 2006-2010

Investigador Clínico

Médico adjunto Unidad de Investigacion en Terapia Molecular del Cancer y Unidad de Tumores de Cabeza y Cuello. Vall d’Hebron Institute of Oncology (VHIO).

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

He querido ser Oncóloga Médica desde la infancia, inspirada por el trato excelente y humano que recibió un familiar cercano afecto de cáncer por parte del equipo que la atendía. Decidí entonces que no sólo quería ser médico, sino Oncóloga, y que quería dedicar mi vida a los pacientes con cáncer y à investigar para prevenir y detectar precozmente el cáncer y mejorar el tratamiento contra el mismo

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Hacer la residencia en Vall d’Hebron me ha enseñado a ser científicamente rigurosa, sin por ello sacrificar el trato cercano al paciente. He tenido la oportunidad de trabajar con excelentes profesionales de los que he aprendido Oncología y también ha sido el modelo de relación médico-paciente.

Escogí Vall d’Hebron por las posibilidades de formarme en investigación además de adquirir la cualificación clínica. La lista de profesionales de los que he aprendido es muy larga, pero querría destacar al Dr. Tabernero y al Dr. Rodon, ellos han sido unos mentores excepcionales, que identificaron mi potencial y me mostraron que el desarrollo de nuevos fármacos contra el cáncer y la investigación traslacional asociada a los mismos era el campo en el que quiero desarrollar mi carrera profesional

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

‎Además de aprender a ser un Oncólogo Médico, haber sido residente en Vall d’Hebron me ha facilitado ser seleccionado como Fellow en el Princess Margaret Cáncer Centre. Ser residente en VH Me ha enseñado a ser rigurosa y tenaz.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

‎Mi principal consejo es visitar el Servicio en persona al igual que los otros centros que estés considerando. Solo conociendo bien las opciones,  uno puede tomar una decisión informada. Recomiendo hablar con los residentes y tutores. Es importante escoger el sitio donde hacer la residencia en función de los intereses de cada uno, en que medida crees que podrás desarrollar esos intereses y las ventajas e inconvenientes en general de cada Servicio.


eva muñoz Dra. Eva Muñoz

Residencia 2006-2010

Adjunto de Oncología Médica -Hospital Vall d’Hebron.

1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

La Oncología es una especialidad muy clínica y a la vez muy completa puesto que integra además de un amplio conocimiento de medicina interna aplicada a las complicaciones biológicas y terapéuticas derivadas de la propia enfermedad y sus tratamientos, también está compuesta por una importante base de biología molecular, bioquímica y estadística. La Oncología es a su vez una especialidad muy dinámica, en continuo cambio, que exige un ‘estar al día’ continuo pero que a su vez hace que sea una especialidad muy estimulante.

La relación humana con el paciente oncológico y su familia, que en esta especialidad van de la mano, es un reto para el médico pues implica una gran humanidad y a la vez un gran conocimiento de la patología desde las opciones de tratamiento, el manejo de sus complicaciones, el ajuste de los síntomas, la sensibilidad y la capacidad de poder transmitir buenas y malas noticias sin quitar esperanza, el acompañamiento en momentos de últimos días… Es por todo ello por lo que escogí esta especialidad y sin duda a día de hoy no la cambiaría!

2. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Realmente es un centro de excelencia para poder realizar la residencia de Oncología medica puesto que ofrece la opción de ver in situ, de una manera directa y vivencial, todas las vertientes de esta especialidad desde los cuidados paliativos hasta la oncología translacional o más molecular sin necesidad de tener que desplazarse a otros centros para poder completar la formación. Y todo ello acompañado de profesionales que son referentes a nivel nacional y mundial en sus respectivas áreas de conocimiento dentro de la oncología.

Un lujo, la verdad!!

3. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

Desde el punto de vista profesional, me ha dado la oportunidad de conocer de primera mano a compañeros ya a día de hoy, que han sido un estímulo constante para mi formación. He podido visitar a miles de enfermos y poder tratarlos de la mejor manera al formar parte de un gran equipo dentro de un hospital de tercer nivel , he podido participar de primera mano en ensayos clínicos, he tenido la oportunidad de presentar comunicaciones en varios congresos internacionales y nacionales, he escrito artículos científicos en revistas de diferente impacto y he podido realizar mi tesis doctoral.

En lo personal, que entiendo que no debe desvincularse de lo profesional, la residencia en este servicio me ha hecho mejor médico, aprendiendo de mis errores y de mis aciertos, pero siempre desde la confianza y el apoyo de mis adjuntos y compañeros de residencia.

4. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Les recomendaría que aprovechen las grandes oportunidades que ofrece el hospital y el servicio de Oncología. Que aunque van a ser unos años muy intensos puesto que el centro exige excelencia, con momentos a veces duros, el esfuerzo merece muchísimo la pena!!


nuñez Dr. Isaac Núñez Hernández

Residencia 2009-2014

Adjunto de Oncología Médica – Tumores génito-urinarios, sarcomas, cerebrales, cabeza y cuello y origen desconocido. Hospital Quirón Teknon.

  1. ¿Qué le motivó a escoger Oncología como especialidad MIR?

Realmente ha sido vocacional. Desde que empecé los estudios de Medicina me llamó la atención el cáncer, lo compleja que era esta enfermedad y los efectos que producía en los pacientes y sus familias. Había estado durante un tiempo ejerciendo como voluntario en la AECC y necesitaba hacer algo por todas esas personas que conocía en las tardes de voluntariado en el hospital.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

La residencia en el Hospital VH me ha permitido conocer la investigación clínica y básica orientada al tratamiento del cáncer y cómo es posible implementar los ensayos clínicos en el tratamiento de los pacientes oncológicos. Además, dado el gran volumen de pacientes del centro, he podido obtener experiencia en el tratamiento de múltiples tipos de tumores, incluidos los menos frecuentes.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

Me ha permitido desarrollarme como oncólogo y poder manejarme con los ensayos clínicos, piedras angulares del desarrollo de tratamiento oncológicos hoy en día.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se planteen realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Si están preparados para trabajar duro, la recompensa es grande.


Nuria Mulet Dra. Nuria Mulet

Residencia 2008-2012

Médico adjunto a la Unidad de Tumores Genitourinarios y Sarcomas del ICO.

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?   

Se trata de una especialidad que se caracteriza por un contacto muy cercano con el paciente, trabajo en equipo conjuntamente con otras especialidades y posibilidades de combinar la asistencia con investigación, ya sea clínica o traslacional.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron? 

Personalmente, se trata de un período duro de trabajo, pero con un resultado positivo. No sólo destacaría los conocimientos adquiridos (en el día a día de Planta y CCEE; en las sesiones…), sino también el aprendizaje de la cultura del esfuerzo, la oportunidad de aprender de profesionales referentes en distintas disciplinas de la Oncología, y el hecho de trabajar en un Hospital de 3r nivel con todas las posibilidades asistenciales y científicas que ofrece.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

 A tener una amplia visión de la Oncología actual, en la cual la investigación clínica y traslacional tienen una gran relevancia, a la vez que un manejo de los pacientes ágil y con juicio clínico. Se adquieren las bases del manejo de los ensayos clínicos, y existe un colaboración estrecha con los profesionales de ciencias básicas.

  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron? 

Como he comentado se trata de un periodo duro  de trabajo, pero en el cual se adquieren unas buenas bases para la práctica de la Oncología Médica actual.


Neda Dra. Neda Stjepanovic

Residencia 2009-2014

Clinical Research Fellow. Princess Margaret Cancer Center, Toronto. Drug Development Program. Division of Medical Oncology & Hematology.

  1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

Buscaba una disciplina de la medicina que me permitiera tener un contacto cercano con el paciente y a la vez que poder participar activamente en el desarrollo y el avance de la especialidad. La relación entre el paciente y el oncólogo puede llegar a ser especial y profunda, con mucha confianza y respeto. A la misma vez, los avances en la Oncología que se han hecho en los últimos años para mí han sido una motivación para formar parte de la investigación y poder ofrecer a los pacientes tratamientos más efectivos.

  1. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

La oportunidad de adquirir amplia experiencia en diferentes tipos de tumores y enfrentarse a las numerosas situaciones que presenta un paciente oncológico, gracias al gran número de pacientes con los que cuenta el hospital.

La oportunidad de trabajar y aprender de los mejores profesionales en la disciplina, así como las diferentes especialidades relacionadas con la oncología.

La oportunidad de participar en proyectos clínicos y traslacionales, así como comunicar los resultados a la sociedad oncológica siendo residente.

  1. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

  • Tener una visión global de la oncología y la medicina en general, para poder ejercer en cualquier ámbito laboral con criterio y experiencia.
  • Adquirir experiencia para tratar tanto con pacientes que padecen de tumores más frecuentes como los que padecen de tumores más raros. Y si no se tiene la suficiente experiencia, saber a quién recurrir en caso de duda.
  • Colaborar con los mejores profesionales y desarrollar proyectos de investigación clínica.
  • Hacer la residencia en Vall d’Hebron ha mantenido activas mis ganas de aprender y mejorar, me ha ayudado a ver nuevos horizontes y me ha abierto las puertas para poder seguir mis inquietudes.
  1. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Exprimir al máximo lo que el hospital ofrece:

  • Numerosos pacientes: ver cuántos más pacientes ayudará a adquirir experiencia como oncólogos médicos.
  • Médicos con experiencia: observar cómo trabajan, escuchar sus consejos y recomendaciones, preguntar, estudiar y volver a preguntar.
  • Recursos para hacer investigación: Numerosos pacientes para la investigación clínica. Expertos e instalaciones con la tecnología punta para investigación traslacional.
  • Trucos para conseguirlo: tener una mente abierta, mucha paciencia y muchas horas de trabajo.

sanz  Dr. Enrique Sanz 

Residencia  2011-2016

 

 

 

1 .¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR?

Pienso que es una de las especialidades con más presente y futuro. Es muy multidisciplinar, con una gran interacción con otros especialistas, además el trato con el paciente es continuo. Por otra parte, tiene un gran potencial de investigación clínica y translacional.

2.  ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Destacaría la posibilidad de formarte en uno de los centros más punteros en Europa, con opción de ver pacientes en numerosos ensayos clínicos además de pacientes con práctica habitual. El hecho de rodearte de un ambiente científico permite profundizar más sobre el cáncer. Asimismo, destacaría la posibilidad de realizar trabajos de investigación durante la residencia que permiten mejorar tu formación.

3. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

Actualmente trabajo aquí en el Vall d’Hebron en la patología que quería, que es Cáncer Colorectal. Gracias a VH, he podido participar en distintos cursos y realizar un máster de Biología Molecular, además de haber conocido a gente que me ha aportado mucho tanto profesional como personalmente.

4. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Es una residencia dura, exige mucho sacrificio y muchas horas de dedicación, pero al finalizar los 5 años de formación, te das cuenta de que realmente ha merecido la pena.


 Dra.Ana Maria Martínez De Castro

Residencia 2011-2016

1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR? 

Que era una especialidad muy completa y con gran capacidad de desarrollo e investigación. Contaba con la complejidad diagnostico-terapéutica de un paciente que como tal tiene un global de patologias, así como el tratamiento siempre en desarrollo y cambiante de su patología tumoral.

2. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron? 

Recomendaría que conserven una actitud dispuesta a aprender al máximo y a saber ver las oportunidades que brinda este servicio, al trabajo constante y al esfuerzo en ampliar metas.

3. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron? 

En desarrollar mi potencial al máximo.

4. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron? 

Que es una residencia que requiere de todo el empeño y trabajo, que requerirá de mucho tiempo de tu vida durante esos 5 años, pero que finalmente verás que ha merecido la pena.


 Dra. Carolina Ortiz

Residencia 2012-2017

Adjunto joven en la Unidad de mama y melanoma y en la Unidad de Tumores Cerebrales

 

1. ¿Qué le motivó a elegir Oncología como especialidad MIR? 

Realmente me gustan las especialidades clínicas pero escogí Oncología porque disfrutaba mucho estudiándola. Soy una persona que me gusta compartir con la gente, me gusta el día a día de un hospital, me gusta aprender y hacer ciencia y la Oncología médica te puede dar esa oportunidad, porque integra muchas ramas de la medicina. Además, actualmente la Oncología Médica tiene un crecimiento acelerado y estudiar oncología es crecer con ella. Esos fueron los principales motivos que me hicieron querer ser oncóloga.

2. ¿Qué destacaría de la residencia realizada en Vall d’Hebron?

Creo que empezaría por la grandeza del centro, lo cual te permite ver pacientes con diversos tipo de tumores y todo tipo de complejidades y patologías asociadas, algo poco frecuente en centros de menor envergadura y que no son de referencia nacional. Por otro lado, la investigación es un pilar en el desarrollo del hospital y eso te abre puertas para participar en ensayos clínicos y estudios fase I y te permiten estudiar y ver cómo se desarrollan nuevos fármacos. Finalmente, los adjuntos de los que aprendes son reconocidos profesionales, con increíbles trayectorias profesionales y con interés y motivación para formar y compartir conocimiento con sus residentes.

3. ¿En qué le ha ayudado hacer la residencia en Vall d’Hebron?

Salir al mundo laboral siendo Oncólogo médico del Vall d’Hebron te abre muchas puertas por el tipo de profesional que se ha formado en este centro. Me ha ayudado a crecer y a estar preparada para el trabajo.

4. ¿Qué recomendaría a futuros residentes que se plantean realizar la residencia de Oncología en Vall d’Hebron?

Les recomendaría que disfruten mucho la residencia y que traten de optimizar al máximo el aprendizaje que un centro como es el Hospital Vall d’Hebron puede aportarles.

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s